Este descuido protagonizado por la modelo española Lucia Rivera ocurría ne medio de un desfile de la Madrid Fashion Week