Probablemente la escena más conocida en la que hemos podido verle las tetas a la actriz guipuzcoana nacida en 1980 Miren Ibarguren.